LA SÁBANA SANTA DE TURÍN Y LA PRUEBA DEL CARBONO 14. PERCY ZAPATA MENDO.

LA SÁBANA SANTA DE TURÍN Y LA PRUEBA DEL CARBONO 14

Aclaración previa

Antes de ingresar de lleno en el tema en cuestión, debo afirmar como católico que soy, que la fe no se basa en la Sábana Santa, sino en un acto de fe en las Sagradas Escrituras. La Sábana Santa es una reliquia que puede ayudar a la fe, pero que no es una condición indispensable para ella.

El Carbono 14 y el inicio de la polémica

Para determinar y “precisar” la antigüedad del lienzo de Turín, y por lo tanto su edad, en el año 1988 se realizó una prueba considerada clave: un trozo de la sábana fue analizado mediante el proceso del Carbono 14. La explicación de esta prueba es que el carbono que se encuentra en la atmósfera, se incorpora a las plantas (en este caso el lino, que es el material del cual está hecha la Sábana) en la misma proporción; y al morir la planta para preparar el lino, el organismo tarda unos 5.730 años en perder la mitad de los átomos de Carbono 14. Midiendo la cantidad de carbono residual que aún posee, se calcula la fecha en que fue recolectado el lino.

Para analizar la Sábana Santa con éste sistema, se entregó a los laboratorios que realizarían el examen un fragmento de la Sábana y otros dos más, introducidos en cilindros de acero. Los laboratorios fueron tres, en las ciudades de Tucson (Estados Unidos), Oxford (Inglaterra) y Zúrich (Suiza).

Repentinamente, se introdujo otra muestra a último momento, del siglo XIII, coincidiendo con la fecha que luego sería atribuida al lienzo. Y así comenzó lo que la prensa intituló como "Operativo del Carbono 14".

Meses antes del veredicto oficial (13/10/88), filtraron a la prensa la noticia que luego recorrió el mundo entero: ‘el Sudario es una falsificación de la Edad Media´.

El modo de proceder de los tres laboratorios sorprendió mucho ya que no respetaron los acuerdos establecidos y, en concreto, violaron la imparcialidad al reunirse en Suiza representantes de los tres laboratorios; al no permitir que otros investigadores participaran en la fiscalización y seguimiento de la datación; al dar entrevistas y explotar comercialmente el hecho con un libro (“El Sudario desenmascarado”); y al no permitir conocer la lectura instrumental de los análisis, sino solamente un informe. Las pruebas del Carbono 14 llevadas a cabo por tres laboratorios habían situado la antigüedad de la Síndone entre 1260 y 1390 d.C.

Casi de inmediato el "Informe del carbono 14" fue rebatido, puesto que Willard Frank Libby, premio Nobel de Química, padre del sistema de datación con Carbono 14, había adelantado que los resultados serían falsos, porque la tela contenía impurezas (hongos, bacterias y micro partículas) y esta carga biológica incidía en un 10 % del peso total, y como consecuencia alteraba por completo el contenido real de carbono; por lo tanto, modificaba el resultado de la medición dando una fecha errónea.

Asimismo, era conocido históricamente que en 1532 se incendió la capilla donde se alojaba la Sábana Santa. El humo del incendio penetró en la urna en que estaba guardada la Sábana Santa y aumentó el contenido carbónico del lienzo, provocando la misma anomalía mencionada en el párrafo anterior.

Dimitri Kouznetsov (Director del Laboratorio Sedov, de Moscú), reprodujo el escenario de ese incendio: datando una tela con Carbono 14 antes y después del incidente reproducido en el laboratorio, la diferencia de edad del mismo objeto oscilaba en ¡Mil años!

En 1989, en el Simposio de París, un panel de científicos ya había denunciado las impericias de 1988 cometidas por los laboratorios de Tucson, Oxford y Zúrich, invalidando sus dudosas conclusiones que no resistían las contrapruebas de todas las demás disciplinas.

En 1993 el profesor Garza-Valdés (Universidad de San Antonio, Texas) confirmó el hallazgo de una capa bacteriana entre las fibras de lino de la sábana, lo cual indicaba claramente que las impurezas no fueron barridas y entonces el famoso "Operativo Carbono 14”, utilizado para demostrar “la mayor falsificación de la historia”, quedaba reducido a un triste papelón académico montado sobre un cerco mediático conducido ideológicamente.

Nuevos descubrimientos  de 2005 desmienten la datación medieval de la Sábana Santa: Los científicos que trabajan en la Universidad de Padua, en Italia afirman que después de realizar varias pruebas en el manto, llegaron a la conclusión de que éste fue fabricado entre el año 300 A.C. y 400 D.C.

Esto significa que el manto realmente pudo servir para enterrar a Jesucristo, según informa The Huffington Post.

El nuevo libro del profesor Giulio Fanti, "Il Mistero della Sindone" ("El misterio de la Sábana Santa"), que fue publicado en Italia el pasado miércoles, sostiene que, conforme a las tres nuevas pruebas llevadas a cabo en las fibras extraídas de la Sábana Santa, el paño fue fabricado durante la vida de Jesús. Las tres pruebas llevadas a cabo por Giulio Fanti y sus compañeros. se utilizaron luz infrarroja, radiación electromagnética y tensión con el fin de establecer la fecha estimada de fabricación de la tela.

Otras consideraciones:

Por otra parte, hay muchas investigaciones que confirman la autenticidad de la Sábana Santa. ¿Qué opinión seguimos? Voy a dar 26 razones para demostrar que la Sábana Santa no puede ser del siglo XIV.

1.- En mayo de 1989 se realizó en Bolonia (Italia) un Congreso sobre la Sábana Santa. Allí quedó establecido que la Sábana Santa no puede ser del siglo XIV, pues aparece antes del siglo XIll en la iconografía cristiana.

2.- Ian Wilson, Catedrático de Historia de la Universidad de Oxford en su libro sobre la Sábana Santa publica una fotografía de un cáliz de plata siríaco del siglo VI, que se conserva en el Museo del Louvre de París, con una grabación del rostro de la Sábana Santa.

3.- El Profesor Gino Zaninotto, especialista de Lenguas Clásicas y Orientales de la Universidad de Roma, ha descubierto en los Archivos del Vaticano al manuscrito de un sermón del Archidiácono Gregorio de Santa Sofía en Constantinopla, el 16 de agosto del año 944, con ocasión del traslado desde Edesa, en que se describe la Sábana Santa entera.

4.- En la Biblioteca Nacional de Madrid (vitrina 26,2, folio 131) se puede ver una miniatura de Skylitres (1081-1118) que reproduce la escena del emperador Lecapene (920-944) besando la Sábana Santa que llegaba de Edesa. Allí se ve el mandylion extendido, con las dimensiones de la Sábana Santa. El Emperador besa un extremo y el otro lo sostiene un ayudante.

5.- El testimonio documentado de Roberto de Clary, afirma haber visto la Sábana Santa en Constantinopla antes del saqueo de 1204, ¿Cómo va a ser el lino del siglo XIV?

6.- lan Wilson, identifica la Sábana Santa de Turín con el «mandylion» que se veneraba en Edesa hasta el año 944 en que fue trasladada a Constantinopla, donde se exponía a la veneración de los fieles en la iglesia de Blanquerna, y que Otto de la Roche se trajo a Francia, según Roberto de Clary, cronista de la IV Cruzada.

7.- Sobre este hecho se conserva una carta fechada el 1 de agosto de 1205, escrita por Teodoro Angel Comneno, nieto de lsaac II. Emperador de Constantinopla durante el saqueo de los cruzados. Esta carta va dirigida al Papa lnocencio III, organizador de la IV Cruzada. En ella se queja del latrocinio de los cruzados y pide sea devuelta la Sábana Santa a Constantinopla.

8.- Existe una carta del año 1095 escrita por el emperador bizantino Alexis l Comneno (1081-1118) a su amigo Roberto de Frisia, Conde de Fleming, en la que refiere que en Constantinopla se conservaba el lienzo de lino encontrado en el sepulcro de Cristo después de la resurrección.

9.- Se conserva también una lista de las reliquias del Palacio Imperial de Constantinopla, hecha en 1201 por Nicolás Mesarites donde se incluye la Sábana Santa. También aparece la Sábana Santa en el Catálogo de Reliquias del Palacio Imperial de Constantinopla que hizo el monje de Thingeyrar en 1157. ¿Cómo es posible que el Síndone sea del siglo XIV si la reliquia está en una lista del siglo XII?

10- La trayectoria de Edesa a Constantinopla está confirmada por el hecho de que Max Frei, palinólogo de la interpol y Director del Laboratorio de investigaciones de la Policía de Zúrich (la palinología es una disciplina de la botánica dedicada al estudio del polen y las esporas), ha encontrado en la Sábana Santa gran cantidad de polen de plantas exclusivas de Edesa y Constantinopla. ¿Cómo se explica este polen microscópico en un tejido medieval falsificado en Francia, cuando nadie había visto el polen, porque el microscopio no se conoció hasta el siglo XVII?

11.- El mismo Max Frei ha encontrado en la Sábana Santa gran cantidad de polen de plantas exclusivas de Palestina desaparecidas después del siglo I, y que se encuentra hoy en estratos sedimentarios de Palestina del siglo I.

¿Cómo podría el Síndone pertenecer a la Edad Media si tiene polen del siglo l? Max Frei afirma: «Para mí es algo indiscutible que la Sábana Santa estuvo en Palestina en el siglo 1». Todo esto consta en las Actas del Congreso de Sindonología celebrado en Bolonia, del 27 al 29 de noviembre de 1981.

En la misma línea están el Profesor Danin de Jerusalén, que ha explorado durante veinte años los desiertos de lsrael y el Sinaí, y el Profesor Horowitz, de Tel Aviv, el principal palinólogo de Israel.

12.- En el Centro de Sindonología de Turín se encuentran cartas autógrafas de los cardenales Binet y Mathieu, arzobispos de Besançon (Francia), que confirman la presencia de la Sábana Santa en la ciudad en los primeros días del siglo XIII.  Si la Sábana Santa estuvo en Besançon en los primeros días del siglo XIII, ¿cómo el lino del tejido va a ser del siglo XIV?

13.- El P. Francisco Filas, S.I., de la Universidad Loyola de Chicago, con los modernos aparatos de ampliación, ha descubierto en el ojo de la Sábana Santa la huella de una moneda.

Recordemos que los judíos de la época, al igual que sus pares romanos o griegos, ponían monedas sobre los ojos para mantener los párpados cerrados.

En la moneda a la que hace referencia el P. Francisco Filas, se distingue perfectamente el dibujo de un bastón de mando y las letras U CAI, que son la última de TIBERIOU y las primeras de CÁISAROS, que significan: «...de Tiberio César». Esta moneda está en los catálogos de los numismáticos, y es un leptón acuñado por Poncio Pilato, que circuló en Palestina entre los años 26 y 36 de nuestra Era. Los trabajos del P. Filas han sido publicados en la revista SlNDON de investigación científica sobre la Sábana Santa. ¿Cómo se pudo hacer en la Edad Media esta marca que no se aprecia a simple vista? Ni siquiera se ve con un microscopio normal. Es necesario un microscopio electrónico.

14.- El Dr. Kindler, Director del Museo de Haarez (Tel Aviv), afirma que se ha encontrado junto al Mar Muerto un esqueleto con monedas en las órbitas. En el Congreso sobre la Sábana Santa celebrado en Cagliari los días 29 y 30 de abril de 1990, el Profesor Moroni habló de monedas encontradas en calaveras del cementerio hebreo de Jericó.

15.- En los omóplatos de la Sábana Santa se advierten unas escoriaciones que hacen suponer que Cristo llevó sobre ellos el palo horizontal, como hoy generalmente opinan los autores. Esto es impensable en un falsificador medieval, pues todo el arte de aquel tiempo presentaba a Jesús cargando con la cruz entera.

16.- El Dr. Tamburelli, Profesor de Electrónica de la Universidad de Turín, con ayuda de una computadora a la que se informa de lo que es sangre humana, y luego se le manda que muestre todo lo que es sangre en el rostro de Cristo, ha descubierto en el rostro de la Sábana Santa hilillos capilares de sangre que no se ven a simple vista, procedentes del sudor de sangre de Getsemaní. Por eso afirma Tamburelli: «Hay que excluir definitivamente la posibilidad de toda intervención manual en la formación de la imagen de la Sábana Santa».

17 - Expertos en técnicas de tejidos afirman que el tejido de la Sábana Santa no puede ser de la Francia Medieval.

Así lo afirma el Profesor Gilberto Raes y su equipo del Laboratorio de Investigación Textil de la Universidad de Gante (Bélgica).

18.- El Profesor Gabriel Vial, Secretario Técnico del Centro Internacional de Estudios de Tejidos Antiguos, uno de los expertos en tejidos de más experiencia en el mundo, afirma: «Jamás he visto un tejido europeo como la Sábana Santa. Por otra parte se han encontrado tejidos siríacos del siglo l de la misma estructura que la Sábana Santa».

19.- El Dr. Héctor Morano, Director del Centro de Microscopía Electrónica del Hospital de San Andrés de Vercelli, en su comunicación al Segundo Congreso Internacional de Sindonología demostró que la tela de la Sábana Santa tiene una antigüedad de dos mil años, al compararla mediante el microscopio electrónico con tejidos egipcios de antigüedad conocida.

20.- Entre hilo e hilo de la Sábana Santa no hay grumos de pintura, ¿Quién pudo en la Edad Media, cuando no había microscopio, colorear los hilos sin dejar pintura entre ellos?


21.- La imagen está en negativo. Es absurdo pensar que en la Edad Media, antes de inventarse la fotografía, alguien invirtiera el blanco y el negro, por ejemplo, pintando los dientes en negro. ¿Qué dirían sus contemporáneos? Ningún pintor pinta para los espectadores de 500 años después.

22.- Mientras la imagen está en negativo, la sangre que empapó el tejido está en positivo, Esta distinción es impensable en un medieval que no conocía la fotografía.

23,- El Dr. John Héller del New England Institute (EE.UU.) y el Dr. Baima Bollone, Catedrático de Medicina Legal en la Universidad de Turín, han confirmado que las manchas de sangre de la Sábana Santa tienen una composición correcta de sangre humana: hemoglobina, hierro, porfirina, proteínas, albúmina, bilirrubina, etc. Incluso han averiguado el grupo sanguíneo, que es AB, el tipo de sangre más corriente en Oriente Medio, según el Dr. Miguel Angel González Moreda. En cambio es muy raro en Europa, donde apenas llega al 3%. Es impensable esta precaución de un falsificador en la Francia medieval, pues entonces nada se sabía de los grupos sanguíneos.

24 - Según el Dr. Rodante, la sangre de las heridas de las manos, pies y corona de espinas, ha coagulado como sangre de hombre vivo, mientras que la sangre del costado ha coagulado como sangre de hombre muerto. Esta distinción es impensable en un falsificador de la Edad Media, pues la circulación de la sangre se descubrió en el siglo XVI43.

25.- En la Catedral de Oviedo se conserva el pañolón del que habla el Evangelio que estaba junto a la Sábana en el sepulcro de Cristo. Este sudario de Oviedo, no tiene imagen, sólo manchas de sangre. Este pañolón cubrió la cara del cadáver de Cristo en el traslado de la cruz al sepulcro, y ha sido estudiado por un equipo de investigadores españoles dirigidos por D. Guillermo Heras.  Este trabajo consiste en encajar las manchas de sangre del Sudario de Oviedo con las manchas de sangre de la cara de la Sábana Santa. El trabajo se ha hecho con los aparatos más modernos de investigación: microscopio electrónico, ordenadores, aparatos de luz infrarroja y ultravioleta, etc. Esta coincidencia de las manchas de sangre sólo se explica si los dos lienzos cubrieron la misma cara. En la Catedral de Oviedo se conserva documentación de la apertura de la urna que guardaba este lienzo, ante el rey Alfonso VI, Doña Urraca, el Cid Campeador y varios Obispos, el 14 de marzo del año 1075. Si el sudario de Oviedo está allí desde el siglo XI, el lino de la Sábana Santa no puede ser del siglo XIV, pues los dos cubrieron la misma cara.

26.- Los doctores en Ciencias Físicas de la NASA americana Jackson y Jumper, con el analizador de imagen VP-8 han logrado una foto en relieve, transformando en altura el claroscuro de cada punto, pues la intensidad de la quemadura depende de la distancia de este punto de la tela a la piel. No se comprende cómo se pudo hacer esto en la Edad Media sin los aparatos que hoy tenemos. Afirmar que la Sábana Santa es una falsificación de la Edad Media es como si se dijera que en la Edad Media el hombre había pisado la Luna sin la tecnología de hoy.

La conclusión que la prueba del Carbono-14 deja nos inclina a mantener nuestra convicción de que la Sábana Santa es auténtica.

REFERENCIAS

1.     INTRIGILLO: La Síndone, oggi: restrospectiva dopo la radiodatazione. II, Quaderni aperti nº 5, Trani, 1989.
2.     Revista SINDON, junio 1989, pg.71.
3.     DR. MANUEL VALDÉS RUIZ: Anales de la Real Academia de Medicina. CVI, 1. Madrid 1989.
4.     Revista LINTEUM, nº 2, Diciembre.1989, pg.5.
5.     DR. JESÚS AMADO MOYA: Revista «Estar», nº 86 (11-1989) pg.7
6.     Segundas Jornadas Nacionales sobre la Sábana Santa. Sevilla (XI-1988).
7.     PIERLUIGI BAIMA BOLLONE: «30 Giorni» XI-1988, pg.78.
8.     DR. WERNER BULST: Der Sontag (4-Xll-l988) 22.
9.     The San Juan Star. Puerto Rico. February, 16-1989, pg.22.
10.                       Diario «Las Provincias» de Valencia, 19-lV-89, pg.28.
11.                       L. FOSSATI: Síndone in attesa di nuove analisi. 2, 2, 8. Studi Cattolici (XII, 89).
12.                       Shroud News, nº55 (oct.1989) pg.4 Manly. 2095 NSW. Australia.
13.                       PETER JENNINGS: Síndone, carbono crudele. «30 Giorni», nº11, XI-1988, pg.76.
14.                       Shroud News, nº55 (oct.1989), pg.2 Manly, 2095 NSW. Australia.
15.                       RENÉ LAURENTIN: Le Figaro del 13-IX-89, pg. 10.
16.                       Shroud News, nº 56 (XII, 1989) Manly 2095 NSW. Australia.
17.                       « News Letter» July 1989. 294 East. 150 Street. Bronx. New York 10451.
18.                       Manuscrito de la Biblioteca Vaticana: VAT GR. 511, Folios 143-150.
19.                       Revista CRC, nº 257 (X, 89)15.
20.                       Shroud News, nº55 (oct.1989) pg.13. Manly 2095 NSW. Australia.
21.                       BRUNO BONET-EYMARD: Revista CRC del 15-lV-90.
22.                       DOROTHY CRISPINO: Revista SlNDON nº29 (XII, 1980)25.
23.                       IAN WILSON: The Turin Shroud. Penguin. London, 1979.
24.                       ROBERT DE CLARY: La conquete de Constantinople: 92-50. Manuscrito de la Biblioteca Real de Copenhague.
25.                       MANUEL SOLÉ, S, I.: La Sábana Santa de Turín, lI, 5.B. c. Nota 30. Ed. Mensajero. Bilbao. 1986.
26.                       Revista SINDON, junio 1989, pg, 116.
27.                       A HEISENBERG: Nikolaus Mesarites, Die Palasrevolution des Johannes Komnemos. Würtzburg 1907, pg.316.
28.                       MARIO MORONI: La Síndone, Storia Scienza, pg, 68.Ed. Centrostampa. Torino. 1 986.
29.                       MANUEL SOLÉ, S.I.: La Sábana Santa de Turín, 111, 4, pg. 126, Ed. Mensajero. Bilbao, 1985.
30.                       DR. WERNER BULST, S.L.: Revista CRC, nº 257 (X, 89) 112.
31.                       Revista SINDON, junio 1 989, pg, 68.
32.                       GIOVANNI MARCHESI, S.I.: II mistero della Síndone continua. La Civiltá Cattolica, 5-XI-88, pg. 261.
33.                       DR. WERNER BULST, S.I.: Revista CRC, nº 257 (X, 89) 12
34.                       GAETANO INTRIGILLO: La Síndone, oggi: retrospectiva doppo la radiodatazione. 111, Quaderni aperti, nº 5, Trani, 1 989
35.                       G, TAMBURELLI: La Síndone. Storia, Scienza, pg. 111 .Ed. Centrostampa. Torino. 1986. (SINDON, VI-89, pg.133)
36.                       MANUEL SOLÉ, S.I.: La Sábana Santa de Turín, llI, 3. Ed. Mensajero. Bilbao, 1986.
37.                       DR. WERNER BULST, S.I.: Revista CRC, nº257 (X, 89)12.
38.                       JOSÉ LUIS CARREÑO, O.S.B.: La Señal, IX, 15. Pg.423.Ed, Don Bosco.Pamplona, 1983.
39.                       JUAN ML. IGARTUA, S.I.: El enigma de la Sábana Santa, lV, 1. Ed. Mensajero. Bilbao, 1988.
40.                       BRUNO BONET-EYMARD: Le Saint Suaire est authentique, Revista CRC, pg. 24. Noel, 1989.
41.                       PIER LUIGI BAIMA BOLONE: LA SINDONE. Indagini scientifiche. Edizioni Paoline. Roma. 1988.
42.                       Revista CATOLICISMO, Janeiro 1 989, pg.13.
43.                       SEBASTIANO RODANTE: La Sicilia. Attualitá (15-X-88) pg.24.
44.                       JOHN P. JACKSON, Y ERIC J. JUMPER: Actas del Segundo Congreso Internacional de Sindonología: La Sábana y la Ciencia. Pg. 163. Ed. Paoline. Torino, 1978.

45.                       MANUEL ORDEIG: La Sábana Santa de Turín y los análisis del carbono-14. ll Jornadas Nacionales sobre la Sábana Santa. Sevilla, 25, 26, Noviembre, 1988.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El día que Velasco quiso invadir Chile. Percy Zapata Mendo.

Alférez peruano capturó Arica: “VENGO A IZAR LA BANDERA” (1971). PERCY ZAPATA MENDO.