Entradas

Mostrando entradas de enero, 2018

"Ollantay" (Resumen)

Imagen
"Ollantay" (Resumen)
Ollantay es uno de los más exitosos generales del Tahuantinsuyo, por sus grandes dotes de estratega que se tradujeron en sendos triunfos militares, se ha hecho acreedor del aprecio del mismísimo emperador Pachacútec.
Ollantay, a pesar de su origen humilde, cree que ha hecho méritos suficientes para con su Inca y que éste no se opondrá a consagrar el amor que le profesa a la princesa Cusi Coyllur (Estrella Alegre), hija del monarca. Pero éste es un amor prohibido según las leyes clasistas del imperio, pues sólo un inca de cuna noble y de preferencia su hermano de sangre, es el que puede desposar a una princesa.
Su yanacona Piqui Chaqui y el Huillac Umu tratan de convencer a Ollantay de olvidar a Cusi Coyllur, puesto que el todopoderoso Inca jamás permitirá esa relación. Pero el joven guerrero decide ir ante Pachacútec y confesarle su amor por la princesa y su deseo de casarse con ella. Como era de esperarse, el Señor del Tahuantinsuyo le recuerda a Ollanta…

Túpac Yupanqui, el inca explorador de Oceanía

Imagen
Túpac Yupanqui, el inca explorador de Oceanía
Enterarse que a unos días de navegación mar adentro existían reinos densamente poblados, despertó en el joven e impetuoso Auqui Túpac Yupanqui unos enormes deseos por conocerlos y, sobre todo, conquistarlos, para gloria suya, de su padre Pachacutec, y, sobre todo, del gran dios Ti que todo lo veía desde el cielo.
Hace venir ante su presencia al comerciante Autarqui, quien como todo mercader recorría sus reinos y otros señoríos trocando sus productos y obteniendo beneficios de los mismos. Al ser interrogado, le asegura que lo oído por el joven inca es cierto, que son dos pueblos que se encuentran por donde su padre el dios Ti se oculta en los mares y responden a los nombres de Auachumbi y Niñachumbi. El Auqui no necesitó de mayores datos, se aprovisionó de víveres para la travesía, solicitó a los ingenieros de sus recientes señoríos costeños conquistados le construyeran naves suficientes que pudieran soportar la dura travesía. Una vez const…

Reconstrucción del rostro de la reina Wari.

Imagen
Reconstrucción del rostro de la reina Wari. (Cuando la historia se despoja de nacionalismos y el trabajo de reconstrucción se encarga a expertos)
La llamada Reina Wari, cuyo rostro fue reconstruido recientemente, tiene una antigüedad aproximada de 1.200 años.
Se trata de uno de los 58 esqueletos de mujeres nobles que fueron hallados en 2012 en una tumba de la civilización Wari, que habitó en lo que hoy es Perú entre los años 700 a 1000 a.C., siglos antes de la llegada de los Incas.
La tumba fue descubierta por expertos polacos y peruanos en El Castillo de Huarmey, un sitio arqueológico ubicado unos 280 kilómetros al norte de la capital peruana, Lima.
Lo excepcional de la tumba donde fue hallada la Reina Wari es que fue una de las pocas que no fue saqueada con la llegada de los conquistadores españoles.
Se cree que la mujer, de unos 60 años, fue especialmente venerada porque en su tumba había joyas y otros artefactos de valor, como un hacha ceremonial y un cáliz de plata.
También había herram…