SEXUALIDAD Y DIABETES

SEXUALIDAD Y DIABETES

Para que un encuentro sexual se desarrolle de manera satisfactoria, tanto en la mujer como en el hombre, es fundamental el aporte de sangre adecuado a los genitales y a los órganos y sistemas implicados. Cualquier enfermedad que afecte los vasos sanguíneos, como la diabetes, comprometerá también el rendimiento erótico.

Los trastornos circulatorios y del sistema nervioso central que produce la enfermedad, afectan la sexualidad, tanto en el hombre como la mujer.

La diabetes produce disfunción sexual en aproximadamente la mitad de los pacientes y, según avanza la enfermedad, la cifra sube.

Los trastornos sexuales que se presentan, afectan sobre todo la fase de excitación, alteran la lubricación en la mujer y provocan disfunción eréctil en el hombre. Las dificultades en la etapa de la excitación son más graves en la diabetes que en cualquier otra enfermedad. Con el paso del tiempo se asocia con trastornos del deseo sexual y del orgasmo.

En la mujer, la diabetes afecta las terminaciones nerviosas (neuropatía diabética) que van hacia la vagina, lo cual produce disminución en la excitación. Entre el 35% y el 45% de las mujeres con diabetes, pueden experimentar una reducción o ausencia de la respuesta sexual. El bajo deseo sexual también puede tener un origen psicológico (relaciones insatisfactorias, ansiedad, sentimiento de inferioridad.)

La alteración de la glucosa en sangre predispone a tener más infecciones vaginales, tanto por hongos como bacterias, produciendo mal olor, picazón, ardor al orinar, secreción, escasa lubricación vaginal; lo cual produce coitos dolorosos (dispareunia). El dolor a la hora de la penetración produce anorgasmia (imposibilidad para alcanzar el orgasmo).

En tanto que la disfunción eréctil constituye la disfunción sexual más común en el hombre diabético. Otros problemas sexuales provocados por la diabetes incluyen trastornos de la eyaculación y de la fertilidad.

Son múltiples los factores que pueden condicionar la aparición de la disfunción eréctil en el hombre diabético, pero son los factores vasculares y neurológicos los que más influyen, sin olvidar que el uso de determinados medicamentos también incide. La preocupación excesiva por las consecuencias de la diabetes puede favorecer la aparición de disfunción eréctil en el diabético joven.

El pene tiene los llamados cuerpos cavernosos, estructura esponjosa situada encima de la uretra (conducto por donde sale la orina), a lo largo del pene. Cuando se produce una estimulación sexual, los músculos de los cuerpos cavernosos se relajan y permiten la entrada de la sangre hacia éstos, llenándolos y haciendo que el pene se expanda y aumente de tamaño, comprimiendo las venas, lo que impide que la sangre salga, produciendo la erección.

Estos síntomas son normales y deben suceder siempre durante una actividad sexual. Sin embargo, un paciente con diabetes que no controla su enfermedad, sufre lesiones en sus vasos sanguíneos, los cuales no pueden expandirse, impidiendo lograr una erección o mantenerla durante varios minutos.

Con el tiempo, la disfunción eréctil genera pérdida de confianza en la propia capacidad para alcanzar la erección y temor a fracasar, por eso algunos hombres limitan su vida sexual.

La eyaculación retrógrada, que se refiere a la entrada de semen en la vejiga en lugar de salir por la uretra (conducto por donde sale la orina) durante la eyaculación, es uno de los trastornos eyaculatorios asociados a la diabetes. El número de casos es de un 32% de la población diabética masculina. Lo que ocurre es un daño neurológico a nivel del cuello de la vejiga, el cual no se cierra como ocurriría de manera normal durante la eyaculación y, en cambio, permanece abierto permitiendo que el semen se devuelva hacia la vejiga y se mezcle con la orina. El hombre nota que la cantidad de semen es escasa o nula, y que al orinar la orina tiene espuma, lo que produce mucha preocupación, sobre todo si es un hombre que aún no tiene su fertilidad satisfecha.


La fertilidad también puede verse afectada por la diabetes. Existen evidencias que sustentan reducción en la calidad de los parámetros normales del semen de los hombres diabéticos. Algunos trastornos incluyen anormalidad del espermatozoide y la falta de la capacidad de éste para fertilizar el óvulo, además de la reducción en el volumen del líquido seminal.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El día que Velasco quiso invadir Chile. Percy Zapata Mendo.

Alférez peruano capturó Arica: “VENGO A IZAR LA BANDERA” (1971). PERCY ZAPATA MENDO.