HONESTIDAD Y LA DESHONESTIDAD. PERCY ZAPATA MENDO.

HONESTIDAD Y LA DESHONESTIDAD

La honestidad es una cualidad que consiste en actuar de acuerdo a como se piensa y se siente, se puede entender como el simple respeto a la verdad en relación con el mundo, los hechos y las personas.
ENEMIGOS DE LA HONESTIDAD
Ø La impunidad, que demuestra que se pueden violar las leyes y traicionar los compromisos sin que pase nada.
Ø La mentira que hace ver ingenuas a las personas honradas y responsables y que muchas veces las que hablan con la mentira trabajan menos y consiguen más.
Ø La falta de estímulo y reconocimiento de la honestidad de las personas que cumplen con su deber y defienden sus principios.
IMPORTANCIA
Sirve para que todas las personas crean siempre en ti, también para estar tranquilo con uno mismo y que la conciencia no nos torture por no seguir los principios o hacer daño a otro por ser deshonesto. A demás sirve para estar en paz con Dios.
CARACTERISTICAS DE UNA PERSONA HONESTA
Ø Es siempre sincero.
Ø Cumple con sus compromisos y obligaciones sin engaños
Ø Tiene especial cuidado de los bienes económicos y materiales
Ø Son consecuentes con sus actos
Ø Poseen el sentido de justicia
Ø La discreción es su norte. Esto no quiere decir que se mantengan callados cuando un acto pérfido afecta a personas inocentes o que se verán afectadas sin saberlo.
CARACTERISTICAS DE UNA PERSONA DESHONESTA

Ø Hace trampa, engaña.
Ø Siempre está en conflicto consigo mismo y con los demás.
Ø Gana la confianza de los demás para beneficio propio, sabe manipularlos con eficacia victimizándose y echando la culpa de sus felonías a terceros.
Ø Su vida es ficticia, vive de apariencias.
Ø Aparenta respetuosidad para envolver después con sus engaños a las personas.
Ø No es consecuente con sus actos, un día niega o apoya un hecho, y al siguiente hace lo contrario.
Ø Se esconde y evita confrontar la verdad, pero cuando no tiene escapatoria, busca el momento apropiado para sorprender y fingir una postura digna.
Una persona inmoral, mira los valores de forma negativa, los rechaza y viola, de esta manera se convierte en una persona fría, calculadora e insensible, mira a las personas como objetos, dice apreciarlas o amarlas, pero sólo son piezas en su juego de poder, ya sea financiero, legal, sexual, etc.

Las personas con antivalores se deshumanizan y degradan  y se vuelven merecedores del desprecio, la desconfianza y el rechazo de los demás y recibe castigo de la sociedad además del castigo divino. Puede que algunos deshonestos al leer esto esbocen una sonrisa porque se creen inmunes de pagar por sus actos oprobiosos, pero a la larga, terminarán por rendir cuentas… tal vez ante alguien que no se amilanará ante su prepotencia y desfachatez, o ante el Divino Creador.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El día que Velasco quiso invadir Chile. Percy Zapata Mendo.

Alférez peruano capturó Arica: “VENGO A IZAR LA BANDERA” (1971). PERCY ZAPATA MENDO.