Los Diez Mandamientos. Percy Zapata Mendo.

Los Diez Mandamientos

Hoy por la mañana, una pequeña escolar estaba tratando de memorizar los mandamientos bíblicos, pero sin que le encontrara sentido a alguno de ellos, por lo que me propuse darle a entender lo mejor que pude, a alguien de su edad. Y ya que estuve en ello, me tomé la libertad, de escribirlo lo que coloquialmente traté con la niña.

1.- AMARÁS A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS.

Esto quiere decir que Dios debe ser lo más importante en tu vida. Hay que amarlo, respetarlo, vivir cerca de Él con la oración y sobre todo ¨cumplir su voluntad¨ en tu vida.

2.- NO JURARÁS EL NOMBRE DE DIOS EN VANO.

Este mandamiento manda respetar el NOMBRE DE DIOS. No es correcto decir ¨te lo juro por Diosito Santo que...¨ por cualquier tontería. Las promesas en nombre de Dios son cosa muy seria.  Jurar en falso sería tomar a Dios por testigo de algo que no tienes intención de cumplir o que después de prometerlo te hechas para atrás.

3.- SANTIFICARÁS LAS FIESTAS

Esto significa que debes dedicar a Dios el día DOMINGO y los días de fiesta de la Iglesia. Los domingos y días de fiesta, es obligatorio el ¨descanso¨.

4.- HONRARÁS A TU PADRE Y A TU MADRE

Esto quiere decir que debes AMAR a tus padres, porque Dios te los ha dado, y SER AGRADECIDO con ellos porque les debes la vida y la educación. A los padres les debes siempre un gran RESPETO, aunque ya no dependas de ellos. Es también tu obligación ayudar a tus padres con lo material y con tu apoyo y compañía en los años de vejez o en la enfermedad. ¡Cómo no vas a ocuparte de quienes han dado su vida por ti!

5.- NO MATARÁS

Nadie tiene derecho, por ningún motivo, a quitar la vida a otro. Sólo Dios es quien da y quita la vida. El ABORTAR, no es más que MATAR a tu propio hijo, a una criatura que ni siquiera puede defenderse y que, por muy pequeñito que sea, ya tiene un ¨alma¨ y ya es hijo de Dios.

Este mandamiento pide:

a) Respetar tu propia vida y salud; por esto no debes beber alcohol en exceso y está totalmente prohibido contaminarte con drogas, que minan y acortan tu vida.
b) Respetar la vida de los demás; por lo que prohíbe la guerra, la tortura, el terrorismo, el secuestro y cualquier acto que atente contra vida de las personas.

6.- NO COMETERÁS ACTOS IMPUROS

Este mandamiento incluye varias cosas, y hay que ser muy claros:

a) Los hombres debemos aprender a dominar nuestras pasiones, debemos respetar nuestra sexualidad.
b) Las principales ofensas a la sexualidad son: la lujuria, la violación y las prácticas sexuales antinaturales.
c) Ya casados, nuestro amor debe ser fiel y durar hasta el día de la muerte.
d) Son pecados también:
El adulterio, o sea tener relaciones con otra persona que no sea nuestro esposo o esposa.
El tener más de un esposo o esposa.
El abusar sexualmente de cualquier persona y peor de nuestros hijos.

7.- NO ROBARÁS

Que nadie debe tomar lo que no es suyo, aunque se le antoje mucho, aunque el otro no se vaya a dar cuenta de que algo le falta.
Que los que debemos hacerlo paguemos nuestros impuestos (“Dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”).
No dañar voluntariamente los bienes de otras personas.
Cumplir muy bien con nuestro trabajo o empleo
Pagar salarios justos y no abusar de la necesidad que tiene una persona por el trabajo, explotándole.

8.- NO MENTIRÁS

Esto quiere decir que debemos decir siempre la verdad a los demás. Mentir es decir algo falso, es engañar. La mentira nos hace sentir culpables y nos mete en muchos enredos. Tampoco está bien enjuiciar o hablar mal de otros.

9.- NO CONSENTIRÁS PENSAMIENTOS NI DESEOS IMPUROS

Este mandamiento nos dice que no debemos pensar ni desear cosas inmorales.

10.- NO CODICIARÁS LOS BIENES AJENOS

Significa que no debes desear tener lo que otros tienen, no ser envidioso. Dios ha dado a cada hombre lo que Él ha querido y a cada uno le pedirá cuenta del uso que de esos bienes haya hecho durante su vida. Significa también que está mal desear desordenadamente la riqueza y el poder.

CONCLUSIÓN:

A todos estos mandamientos, Cristo los resumió en dos: ¨AMARÁS AL SEÑOR TU DIOS CON TODO TU CORAZÓN, CON TODA TU ALMA Y CON TODAS TUS FUERZAS Y AMARÁS A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO¨.


Recuerda por último que Dios te ama muchísimo y que por grandes que sean tus pecados, siempre te perdona si te arrepientes de ellos. ¡Siempre te da la oportunidad de comenzar de nuevo!

Comentarios

Entradas populares de este blog

El día que Velasco quiso invadir Chile. Percy Zapata Mendo.

Alférez peruano capturó Arica: “VENGO A IZAR LA BANDERA” (1971). PERCY ZAPATA MENDO.