¿SE PUEDE CONVIVIR CON UN/UNA INFIEL?. PERCY ZAPATA MENDO.

¿SE PUEDE CONVIVIR CON UN/UNA INFIEL?
A PROPÓSITO DE UN CASO…DE LOS MILES QUE HAY.
  “Si tienes que cuidar  a tu mujer;
es que todavía no es tu mujer”
Facundo Cabral

Debo de abordar otro tema vigente, sumamente peliagudo, y que es tema de conversación doméstica diaria en los mercados, peluquerías, centros educativos u otros focos, y que se toma más como una cuestión de escarnio o escándalo, en vez de solucionar el tema y de cortar por lo sano, las opiniones más sensatas que se dan a la pareja en conflicto es tratar de alargar la situación hasta lo indecible, y si es hay hijos de por medio, argumentar como pretexto el continuar con un/una infiel, por el “daño que se le puede hacer a los niños”, y realmente el trasfondo es que la unión artificial perjudica más a los hijos que una necesaria separación. O que la pareja engañada llegue a un “acuerdo” de hacerse la vista gorda con tal de mantener ante la sociedad ser considerados como “la pareja perfecta”, como si ignorar fuera a acallar su dolor interno y la sorna popular…
Ante la infidelidad se rompe toda la confianza y lealtad de la relación. Hace daño, tanto que cuesta comenzar un nuevo día.
Primero, hay que saber que la infidelidad no se olvida nunca, es IMPOSIBLE por más que digan falacias como “cuando hay amor se perdona y se olvida”. Y lo obvio es que para la mayoría de las personas – por no decir todos - es imperdonable. Construir donde sólo quedan ruinas es muy difícil, es como romper una hermosa copa de cristal que tanto has cuidado y luego se te cae, por mucho que la pegues ya está defectuosa. Lo mismo ocurre con las relaciones, ¿cómo reparas un corazón destrozado por la infidelidad?
¿Qué pasa cuando descubres una infidelidad?
Primeramente te das cuenta de que esa persona que pensabas que era solamente tuya ya no lo es: le compartes con otra u otras personas. Se le cae la careta y pasa a ser un infiel.
No existe reglas que a manera de protocolo digan qué se debe hacer, cada persona reacciona de manera diferente ante tan triste suceso, hay que llorar, lamentarse o conversar con alguien de confianza – de preferencia la familia o un íntimo amigo/a - todo lo que sea necesario como un medio de desahogo para luego retomar el asunto y ver qué vas hacer.
¿Qué pasa si te quedas con él/ella?
Jamás volverás a confiar en él/ella, que eso te quede en claro.
Todos tus actos serán unas continuas preguntas, incluso dudarás que verdaderamente vaya donde dice que va. Ya nada será igual, tu vida y tus hábitos cambian, le haces visitas sorpresa a su centro de trabajo, le llamas constantemente por el celular con el pretexto de decirle frases cariñosas o de comunicarle que irás a tal o cual lugar, cuando en realidad estarás acechándole/a. Y mientras más pase el tiempo, más recuerdas eso y se acaba convirtiendo en tu propia pesadilla. Ya no te quedan ganas ni de hablar, mucho menos de tener cualquier intimidad con él/ella, pues cuando están sosteniendo relaciones, las imágenes que tal vez haya estado previamente con otro/a vienen a tu mente…y  ya no le crees nada, pero estás allí y no te mueves, vives una mentira por miedo a lo que conlleva una separación.
Te empiezas a cuestionar todo, dicen que el tiempo lo cura todo, pero no siempre es así. Después de la pena y la desolación entras a otra etapa, y te dices a ti mismo/a “ya no me importa el daño que puede hacerme, ya no tengo el mismo amor que sentía antes por él/ella”, ahora es una costumbre del que no se encuentra salida por temor a las consecuencias, o simplemente no sabes porqué permites todo eso.
Ojo, un/una infiel siempre es eso: un/una infiel. Y aunque nunca deje tu hogar, siempre estará en una continua búsqueda de mujeres u hombres, pues es en el hogar donde se siente seguro aunque sepa que ya no le/la quieres/as como antes.  Se acostumbra a la comodidad de ese hogar y a saber que nadie te iguala en ser una “señor o señora perfecta”.
Pero es una vida falsa que algún día tendrá que enfrentarse, eso no es vida, ni para ti ni para él/ella. No es vida vivir como amigos y con miedo de tocar ese tema, nadie tiene la respuesta para esa situación, sólo tú.
¿Qué pasa si no se lo permites?
Como muchos/as HOMBRES Y MUJERES VALIENTES que yo conozco, enfrentan la vida pero no permiten que se les atropelle en su calidad de persona. Valientemente ponen distancias, a veces se van con sus hijos a buscar otra vida, y aunque el corazón se les cae a pedazos se hacen cargo de sus vidas y no permiten esa bajeza de parte de los infieles maridos o esposas.
Es mejor estar solo/a que mal acompañado/a, poder saber que todo lo malo un día pasará, que otros ojos te mirarán y quizás sea un buen amor, nunca se sabe lo que hay a la vuelta de la esquina.
Pero como les repito, esa decisión es sólo suya. A usted le corresponde decidir qué hará con su vida, si le dejas o le das otra oportunidad, o incluso si decides vivir un tiempo solo/a mientras piensas lo que harás con tu vida.
Dios siempre nos ayudará tomemos la acción que tomemos, recuerda que sólo Dios es el más fiel de los amores, pide por tus cosas y verás que siempre nos escucha y nos ayuda a ver con claridad el camino, pero no esperes que Él se aparezca en persona o en tus sueños en su Omnipotencia, rodeado de Ángeles, Trono y Serafines, en medio de nubes y te diga qué hacer…él se manifiesta a través del raciocinio, es su medio, puesto que eres su creación…recuérdalo.
¿Y qué pasará con mi pareja infiel?

Pues, quien mal empieza, mal acaba…

Comentarios

Entradas populares de este blog

El día que Velasco quiso invadir Chile. Percy Zapata Mendo.

Alférez peruano capturó Arica: “VENGO A IZAR LA BANDERA” (1971). PERCY ZAPATA MENDO.