GUERRA ENTRE LOS CHANCAS E INCAS

GUERRA ENTRE LOS CHANCAS E INCAS

En el año 1438, el Inca Huiracocha muy anciano ya para gobernar, debe elegir un heredero para su naciente reino, y por presión de los orejones (1), opta por elegir al príncipe Urco como su sucesor. Los chancas sabían perfectamente que las sucesiones en el reinado entre los incas usualmente desencadenaban en luchas internas por la supremacía, como efectivamente ocurrió, suscitándose la pelea entre las panacas de los Hanan y Urin cusco (2), proclamándose el triunfo de los primeros, evento que dejó a la clase gobernante incaica en un periodo de reacomodo, mismo que fue aprovechado por sus rivales chancas.

Los chancas (3) lograron reunir un ejército de 250 mil guerreros y salieron de sus tierras dispuestos a conquistar el Cuzco, partiendo de Paucaray y según la usanza andina se dividieron en tres ejércitos. Tan seguros estaban de la fácil conquista del Cuzco que dos de los ejércitos se dirigieron al Contisuyo y el tercero con 40 mil soldados tomó la ruta del Cusco.

Cuando los Chancas enviaron sus emisarios a Cuzco, Huiracocha Inca y el Inca Urco aceptaron la rendición e inmediatamente huyeron causando la sorpresa en la etnia inca, siendo el salvador el príncipe Cusi Yupanqui. Ante la anarquía, Cusi Yupanqui (nombre verdadero de Pachacútec) solicitó en vano el regreso de su padre.

Ante la negación de Huiracocha, Pachacútec hizo un llamado general a las etnias vecinas para resistir juntos a la amenaza Chanca, los Canas fueron los únicos que se aliaron a los incas, mientras que los Ayamarcas también fueron los únicos que se aliaron a los Chancas y las demás etnias esperaron a ver por quién se inclinaría la victoria para unírseles.

La cruenta batalla fue librada en Yawarpampa ("campo de sangre"), ganada providencialmente por los cusqueños mediante la participación oportuna de fuerzas amigas. Esta difícil victoria se tornó en leyenda en el relato que recoge el cronista indio Juan de Santa Cruz Pachacuti Yamqui Salcamaygua (1613), quien afirma que la batalla se habría perdido si no cobraban vida milagrosamente los soldados de piedra pururaucas, que se piensa que en realidad fueron piedras disfrazadas como soldados para engañar a los chancas. Según los vencedores, murieron en Yawarpampa 22.000 chancas y 8.000 cusqueños. Los chancas se reorganizaron al poco tiempo, pero fueron derrotados nuevamente y de manera definitiva en Ichubamba. ​

Una vez derrotados los Chancas, los incas alistaron las celebraciones en Cuzco a las cuales Huiracocha fue invitado por Pachacútec, sin embargo, Huiracocha se negó a menos que llevaran a Inca Urco a que reciba los créditos por la derrota Chanca, obviamente nadie quiso recibirlo. Motivado por la envidia, Urco organizó un pequeño ejército y marcharon a Cuzco para derrocar a Pachacútec, pero este, hábilmente preparado lo derrotó. Inca Urco fue descuartizado y sus restos fueron arrojados.

Glosario:

1.- OREJONES: Los orejones eran los miembros de la élite inca, los integrantes de la casta de nobles originarios del imperio. Se les llamaba orejones porque usaban grandes y llamativos aretes de oro puro que colgaban de sus orejas.

Entre los orejones, se repartían los cargos de emperador Inka, miembros del consejo imperial, altos mandos de las jerarquías castrense y eclesiástica, y los más importantes cargos de la administración imperial. Constituían ese grupo también sus antecesores vivos, sus esposas y descendientes.

Existían nobles de menor nivel, no de sangre, que tenían ese privilegio, y se les denominaba “nobles de privilegio advenedizos”, si eran de otras naciones, y “nobles de privilegio recompensados”, si eran del propio pueblo inca. El mérito propiciaba sus ascensos a este nivel.

2.- HANAN Y URIN CUZCO. Las fuentes coloniales nos dicen que la dinastía real inca se dividía en dos bandos llamados Hurin y Hanan, los cuales se sucedieron a la cabeza del Tawantinsuyu en el transcurso del tiempo. Los cinco primeros gobernantes pertenecieron a la división Hurin que espacialmente correspondía a la parte baja del Cuzco, donde vivieron los linajes procedentes de estos soberanos. Según los mismos textos, los siete a nueve últimos reyes tuvieron su origen en la división Hanan que coincidía espacialmente con la parte alta de la ciudad, donde residieron sus descendientes. Si los cronistas concuerdan sobre este marco general de organización, divergen sin embargo sobre el período y los motivos de la creación de estas mitades y particularmente sobre el modo de afiliación a cada división, el cual dependía directamente de la constitución de los linajes reales. Así, mientras algunas fuentes afirman que los dos bandos fueron creados uno a continuación del otro, de la misma manera que los grupos de parentesco real fueron instituidos sucesivamente a la muerte de cada soberano, otras alegan que todas estas familias nobles ya existían cuando un rey reformista las dividió en dos parcialidades de estatus asimétrico. El primer conjunto de textos redactados por Pedro Sarmiento de Gamboa (1572), Miguel Cabello de Balboa (1586) y Martín de Murúa (1590-1602), insiste sobre el carácter linear de la genealogía real, mientras los autores del segundo grupo, incluidos Juan de Betanzos (1551), Bartolomé de Las Casas (1562-1564), Jerónimo Román y Zamora (1575) y Pedro Gutiérrez de Santa Clara (c. 1590), utilizan el vocabulario del parentesco para explicar la posición de cada miembro de la nobleza en la estructura dualista del grupo de descendencia inca.

3.- LOS CHANCAS. Los chancas son un pueblo precolombino que se asentó en las actuales regiones andinas peruanas de Apurímac, Ayacucho y Huancavelica. En la época precolombina existieron dos parcialidades chancas con características pronunciadas: los llamados por los quechuas como "Hanan" (alto) chancas o posteriormente llamado como "reino de Parkos" que guerrearon contra los quechuas cuzqueños y, en segundo lugar, a los "Urin" (bajo) chancas que se entregaron voluntariamente a los quechuas cuzqueños por lo que no fueron destruidos ni sometidos a los traslados territoriales forzosos (mitmacuna).
De acuerdo a varios hechos sus fundadores fueron Uscovilca (fundador de Uran chanca) y Ancovilca (fundador de Hananmarca o Hanan Chanca). ​ El error incurrido hasta la actualidad fue que a la etnia Hanan Chanca se confundió con los Uran Chancas y que a estos últimos les unieron a los Pacoras o Pocoras (Pocras) en una entidad inexistente llamándola "Confederación Pocra-Chanca".

Según supuestas fuentes incaicas que relatan acerca de la Cultura Chanca, los Hanan chancas eran muy sanguinarios al momento de la lucha, cuando capturaban al enemigo lo hacían prisionero de guerra. Les propinaban crueles castigos para demostrar al enemigo que no debían meterse con ellos; los escalpaban, es decir, estando aún con vida los prisioneros les arrancaban la piel, los colgaban de cabeza para que la sangre se concentre en la parte superior del cuerpo y les hacían unos pequeños cortes en la parte frontal de los dedos de los pies, es ahí de donde comenzaban a arrancar la piel poco a poco, mientras el prisionero daba gritos despavoridos. Otra forma de intimidar al enemigo era haciendo copas hechas de los cráneos de los prisioneros en donde bebían la sangre de los enemigos.

Notas y referencias:

·        El vocablo quechua "pacha kutiy" resulta muy complejo en cuanto a su traducción y connotación, puede traducirse al español como: "cambio, transformación, revolución” ( kutiy) de la “tierra, mundo, universo" (pacha); sin embargo, cualquier traducción deja de lado la implicación connotativa que pudo tener el término durante el Incario, implicación tan profunda que incluso ha llevado a sospechar a ciertos historiadores que "Pachacútec" no fue necesariamente una persona, sino una transformación profunda en la organización del estado.

·        Juan Díez de Betanzos en su "Suma y Narración de los Incas" (1551).

·        Crónica de Cabello Valboa (1583).

·        Según los “Comentarios Reales de los Incas” de Garcilaso de la Vega, el inca fugitivo fue el anciano Yahuar Huácac y el príncipe que asumió la defensa del Cuzco, su hijo Hatun Topa, llamado después Huiracocha. Estas dos son las hipótesis más relevantes sobre la defensa del Cuzco ante la invasión de los Chancas.


·        bifea.revues.org/4049

Comentarios

Entradas populares de este blog

El día que Velasco quiso invadir Chile. Percy Zapata Mendo.

Alférez peruano capturó Arica: “VENGO A IZAR LA BANDERA” (1971). PERCY ZAPATA MENDO.