“TRIUNFA VANIDAD”, POESÍA DE VALLEJO DEDICADA A VÍCTOR RAÚL

“TRIUNFA VANIDAD”
POESÍA DE VALLEJO DEDICADA A VÍCTOR RAÚL


César Vallejo tenía una gran amistad con Víctor Raúl desde 1913, año en que compartieron la misma aula y facultad en la Universidad Nacional de Trujillo; posteriormente el que sería político prominente llevó al poeta de renombre mundial donde el insigne filósofo, político y ensayista Antenor Orrego, quien era el jefe de redacción del periódico la “La Reforma” de Trujillo, es en ese medio donde aparecerán públicamente los primeros versos de César Vallejo, poemas que fueron reproducidos inmediatamente en los periódicos “El Guante” de Guayaquil y “El Liberal” de Bogotá. Le dieron vuelta a todo el Continente Latinoamericano

Para entender la dedicatoria del egregio vate, es necesario tener presente igualmente que, a mediados de la segunda década del siglo pasado, en el Diario “La Reforma”, Víctor Raúl Haya de la Torre escribía algunos artículos con el seudónimo de “Juan Amateur” y, su contraparte ideológica, José Carlos Mariátegui escribía en el Diario “El Tiempo” de Lima, con el seudónimo de “Juan Croniquer”.

Víctor Raúl, César Vallejo y sus coetáneos, compartieron grandes momentos de bohemia, donde recitaban los poemas del poeta nicaragüense, Rubén Darío, el primer y gran poeta latinoamericano, con cuyos mensajes poéticos empezaron a gestar en la conciencia de la juventud trujillana, la necesidad de crear un ideal verdaderamente latinoamericana. Es por eso que en febrero de 1916 cuando fallece Rubén Darío, la juventud trujillana lloró por el gran poeta. César Vallejo lloró como un niño. Antenor Orrego lo proclamó a César Vallejo “El sucesor del cisne de Managua”.

Es en este periodo, en donde César Vallejo declama “Canto a América”, poesía que no aparece en ninguna antología.

El grupo de jóvenes posteriormente se constituyó en la “Bohemia Trujillana”, años más tarde se le denominará como el “Grupo Norte”. El grupo lo encabezaba el Maestro Antenor Orrego. Prácticamente fue este Grupo que promocionó a César Vallejo a incursionar en la poesía nacional. Al inicio Vallejo fue vapuleado por tirios y troyanos, pero el “Grupo Norte” le defendió, ello llevó a que el poeta apreciará aún mucho más al novel político:

Cuando Víctor Raúl era propuesto para alguna candidatura, César Vallejo estaba presente en la lid electoral, y si había alguna trompeadera con los contrarios ideológicos, como suele suceder actualmente, él estaba presenta sin dudas prestando sus buenos puños. Así era la lucha por un ideal. Después de una de las contiendas electorales, para celebrar la victoria, Víctor Raúl pronuncia un discurso político, y César Vallejo hace un brindis profético para Víctor Raúl:     

“Yo poeta,
Brindo mi copa por este pichón de cóndor
Yo profeta
…Anuncio que volará alto,
Y será grande… grande… “

En ese mismo año de 1916, César Vallejo obtiene en Trujillo un premio de un concurso de poesía. Por ese año llega a Trujillo el poeta Abraham Valdelomar, conductor del grupo literario “Colónida”. Valdelomar le abre le abre el camino hacia Lima.

A fines de 1916, la afable actriz española Amalia de Isaura visita la Cuidad de Trujillo. Víctor Raúl aprovecho la presencia de la actriz, le entregó una comedia, de glosas vallejiana. Se titula “TRIUNFA VANIDAD”. La comedia trata sobre el drama que vive un humilde poeta, por el amor de una joven, cuya aristocracia lo rechaza.

César Vallejo compuso algunos versos para la comedia de Víctor Raúl. Entre ellos una dedicado a “Juan Amateur”, quien era nada menos que Víctor Raúl Haya de la Torre.

“Triunfa Vanidad”

                                                                         Para  ti, Juan  Amateur, por  tu
                                                                                valiente   comedia  estrenada  ayer,
                                               cariñosamente.



¡Triunfa Vanidad!  Tus dientes roedores
Se ceban en el sacro manjar azul del cielo!
¡Judaicas risas huecas!  Tus copas de licores
No son copas de gloria!  Son úlceras del suelo!
               
Y son tus cristos siempre los tristes soñadores
Tu padre ha sido Sancho; Mercurio fue tu abuelo!
Si brillan en tus carnes metálicos sudores,
Es por que te dan lumbre las lágrimas del cielo!

Más tu eres necesaria  ¡Sin noche no hay aurora!
Tal un tropel de muros en donde triunfadora
Cabalga una flameante melena de pendones!

Y en el cerebro inmenso que finge el Orbe alado
¡Oh Vanidad! Tus joyas agudas se han clavado,
Como una turba bíblica de eternos aguijones! …

       César A. Vallejo.

Diciembre 16, de 1916.

(Diario “La Reforma”. Trujillo, lunes, 18 de diciembre de 1916).
Nota: “Juan Amateur” es el seudónimo de Víctor Raúl Haya de la Torre.

Fuente:

Wilfredo “Chino” Villegas. En: vanguardia aprista.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El día que Velasco quiso invadir Chile. Percy Zapata Mendo.

Alférez peruano capturó Arica: “VENGO A IZAR LA BANDERA” (1971). PERCY ZAPATA MENDO.