EL DEMONIO Y LA PRIMERA GRAN BATALLA. PERCY ZAPATA MENDO.

EL DEMONIO Y LA PRIMERA GRAN BATALLA


LUCIFER

La figura del demonio se asoció siempre a la maldad más destructiva, a la insolencia y a la fealdad más repulsiva concebida por la mente humana. Pero cabe hacer un brevísimo repaso a éste ángel caído, el primero que se rebeló ante Dios y fue expulsado del paraíso y excluido de la Creación.

Permítaseme ciertas licencias para explayarme en ciertos capítulos versados en la Biblia, al fin y al cabo, fue uno de los objetivos por los cuales se produjo en la historia la Reforma Protestante (En el “Período de la Pre-reforma”, el movimiento iniciado por John Wyclif, un peregrino inglés que quería que la gente interpretara la Biblia por sí misma en vez de que la Iglesia tomara decisiones en el estilo de vida de esas personas), así que dedos al teclado y sigamos con lo propuesto.

La primera vez que se cita el nombre de Lucifer es en un texto del profeta Isaías - Is 14.12-14 - de la Vulgata de San Jerónimo del siglo V, traducción que él hace de la Biblia, del griego - Nuevo Testamento - y hebreo - Antiguo Testamento - al latín, para designar a la palabra Lucero. En este texto se vislumbra el antiguo relato del ángel caído: "¡Cómo has caído del cielo, Lucero, hijo de la Aurora! Has sido abatido a la tierra dominador de naciones! Tú decías en tu corazón: "escalaré los cielos; elevaré mi trono por encima de las estrellas de Dios; me sentaré en el monte de la divina asamblea, en el confín del septentrión escalaré las cimas de las nubes, seré semejante al Altísimo"” (En Latín: “Quomodo cecidisti de caelo, Lucifer, fili aurorae?! Deiectus es in terram, qui deiciebas gentes!, qui dicebas in corde tuo: 'In caelum conscendam, super astra Dei exaltabo solium meum, sedebo in monte conventus in lateribus aquilonis; ascendam super altitudinem nubium, similis ero Altissimo”)

Lucifer fue el primer ángel que despertó y fue la más grande criatura de magnificente belleza en la aurora cósmica. Este ángel tenía una hermosura increíble y no comparada a ninguna otra creación. Todos los Ángeles que fueron creados después de él no tenían la belleza ni la grandeza que poseía el primer ángel de la mañana. Él fue el encargado de encender las primeras luces del universo, y en memoria a aquella primera luz se llamó Lucero a la primera estrella de la mañana conocida también como Venus que diariamente aparece antes que llegue el sol. Otro texto del profeta Ezequiel 28.13-19 también podría ser ilustrativo respecto a las bondades mencionadas anteriormente en Lucifer: "En Edén estabas, en el jardín de Dios. Toda suerte de piedras preciosas formaban tu manto: rubí, topacio, diamante, crisólito, piedra de ónice, jaspe, zafiro, malaquita, esmeralda; en oro estaban labrados los aretes y pinjantes que llevabas, aderezados desde el día de tu creación. Querubín protector de alas desplegadas te había hecho yo, estabas en el monte santo de Dios, caminabas entre piedras de fuego. Fuiste perfecto en su conducta desde el día de tu creación, hasta el día en que se halló en ti iniquidad. Por la amplitud de tu comercio se ha llenado tu interior de violencia, y has pecado. Y yo te he degradado del monte de Dios, y te he eliminado, querubín protector, de en medio de las piedras de fuego. Tu corazón se ha pagado de tu belleza, has corrompido tu sabiduría por causa de tu esplendor. Yo te he precipitado en tierra, te he expuesto como espectáculo a los reyes. Por la multitud de tus culpas por la inmoralidad de tu comercio, has profanado tus santuarios. Y yo he sacado de ti mismo el fuego que te ha devorado; te he reducido a ceniza sobre la tierra, a los ojos de todos los que te miraban. Todos los pueblos que te conocían están pasmados por ti. Eres un objeto de espanto, y has desaparecido para siempre."

El nombre de esta entidad que representa a la malignidad es tan múltiple como podamos imaginar, se lo denomina Diablo, Demonio, Lucífugo, Lucifer, Satán, Satanás, Belzebuth, Luzbel, etc., además de contar con todas las traducciones en los diferentes idiomas Devil, Diávolo, Diable, Demon, Teufel, etc. Pensar o creer que todos estos nombres representan a la misma criatura es un error, pero con el paso del tiempo lo único que se ha hecho es aumentar más las historias e intervenciones de este ángel en la historia de la humanidad. Al Demonio poco le importa que alguien lo llame de una manera u otra, en todo caso también puede apropiarse de otros nombres que pertenecen a otras jerarquías como hasta llamarse con nombres santos.

LA BATALLA

“Entonces hubo guerra en el cielo: Miguel y sus ángeles combatieron contra el dragón. Y el dragón y sus ángeles lucharon, 8pero no pudieron vencer, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo…” (Apocalipsis 12:7)

Al principio de los tiempos siderales todos los Ángeles estaban reunidos en torno al Señor, esperando la señal que del El viniera para ir hacia los mundos y coadyuvar en la Creación, pero una disensión entre los ángeles, desató la polémica primero y la guerra de los cielos después. Sucedió que llegaba el instante de la creación del hombre. Hubo ángeles que querían al hombre perfecto, superior, a la misma altura de ellos, por eso no escatimarían esfuerzos en lograrlo y estaban dispuestos a hacer sus mejores obras. Otros Ángeles en cambio, querían que el hombre y su conciencia fuera ascendiendo en el plano universal a través de escalas hasta llegar a Dios y su perfección, a través del trabajo diario y por los siglos de los siglos. Esto era para asegurarse que el hombre, a pesar de su lentitud en lograr la perfección, algún día llegaría a Dios totalmente consciente y con sus capacidades acrecentadas. Este fue el motivo principal de la polémica. Unos querían que el hombre fuera perfecto desde el principio, y si se equivocaban destruirían la creación del mismo hasta lograr un ser superior, y los otros querían la vía de la ascensión. (“Pues a quien ama el Señor, le corrige; y azota a todos los hijos que acoge. Sufrís para corrección vuestra. Como a hijos os trata Dios, y ¿qué hijo hay a quien su padre no corrige? Más si quedáis sin corrección, cosa que todos reciben, señal de que sois bastardos y no hijos. Además, teníamos a nuestros padres según la carne, que nos corregían, y les respetábamos. ¿No nos someteremos mejor al Padre de los espíritus para vivir? ¡Eso que ellos nos corregían según sus luces y para poco tiempo!; mas él, para provecho nuestro, en orden a hacernos partícipes de su santidad. Cierto que ninguna corrección es de momento agradable, sino penosa; pero luego produce fruto apacible de justicia a los ejercitados en ella” - He. 12:6-11-.)

De los Ángeles rebeldes, hubo uno que logró ponerse a la cabeza de todos, su nombre era Shaitan, el adversario, el que desafió al resto de los Ángeles y a Dios mismo. El pecado de este ángel fue el de la soberbia, porque dijo que lograría hacer al hombre tan superior o más que a los mismos arcángeles. Este ángel expresó aquello de ¿Quién como yo? a lo que fue inmediatamente respondido por el siguiente ángel en el orden jerárquico que fue Mikeil. Miguel era el primer arcángel en la jerarquía de los cuatro, acompañado por Gabriel, Rafael y Uriel. El dominio de Miguel era el fuego, el que fuera encendido por un ángel anterior de nombre Luzbel, solo que éste tenía la misión de encender la chispa primigenia en todos, mientras que Miguel conserva y cuida que el fuego del universo no se extinga. Por esto Miguel es de una jerarquía superior, pues por él el universo se mantiene encendido. El arcángel Miguel enfrentó directamente a Shaitan y le respondió ¿Quién como Dios? y a partir de ese momento se desató la guerra, pues se abalanzaron todos los Ángeles a las órdenes de Miguel sobre los de Shaitan. Esta guerra duró eones, hasta que las dos terceras partes de los Ángeles lograron vencer a la tercera que fue arrojada hacia los abismos, esto es fuera del universo. Fue en ese momento que la maldición se pronunció, pero esto no significa que alguien haya dicho algo, significa que en el universo se quebró la paz que existía hasta entonces, y lo que se creara ya no tendría jamás el acuerdo beneplácito de todos los Ángeles, de toda la Creación del Señor. De allí hacia adelante en la evolución, los Ángeles caídos o arrojados al abismo, han tratado de malograr toda creación sobre el hombre con el fin de demostrar que el hombre no sirve para lo que fueron creados, y sean reconocidos, estos Ángeles como que tenían razón. Por esto aquel ángel rebelde, lleno de soberbia quiere destruir al ser humano, pues no es de su agrado y lo considera un ser totalmente predispuesto a sus caprichos. (Job 1:6 -12: Llegó el día en que los ángeles debían hacer acto de presencia ante el Señor, y con ellos se presentó también Satanás. Y el Señor le preguntó:
— ¿De dónde vienes?
—Vengo de rondar la tierra, y de recorrerla de un extremo a otro —le respondió Satanás.
— ¿Te has puesto a pensar en mi siervo Job? —Volvió a preguntarle el Señor—. No hay en la tierra nadie como él; es un hombre recto e intachable, que me honra y vive apartado del mal.
Satanás replicó:
— ¿Y acaso Job te honra sin recibir nada a cambio? ¿Acaso no están bajo tu protección él y su familia y todas sus posesiones? De tal modo has bendecido la obra de sus manos que sus rebaños y ganados llenan toda la tierra. Pero extiende la mano y quítale todo lo que posee, ¡a ver si no te maldice en tu propia cara!
—Muy bien —le contestó el Señor—. Todas sus posesiones están en tus manos, con la condición de que a él no le pongas la mano encima.

Dicho esto, Satanás se retiró de la presencia del Señor).

Comentarios

Entradas populares de este blog

El día que Velasco quiso invadir Chile. Percy Zapata Mendo.

Alférez peruano capturó Arica: “VENGO A IZAR LA BANDERA” (1971). PERCY ZAPATA MENDO.