Una vacancia presidencial curiosa

Una vacancia presidencial curiosa

Dr. Justo Figuerola
Corría el año 1844 y los caudillos Vivanco y Castilla se estaban disputando la presidencia del Perú no por medio del voto a voto, sino a través de cañonazos, disparos, cargas a la bayoneta y de caballería, dejando en el ínterin a cientos de muertos entra ambas partes. Lima se había inclinado por el primero, y en su nombre pusieron como presidente interino al presidente del Consejo de Ministros, el doctor Justo Figuerola, respetabilísimo magistrado, hombre esencialmente benévolo y muy servicial, reputado como el mejor latinista de Sudamérica…en resumen, Figuerola era un buen señor, y ya se sabe que, en política con los buenos no se va a ninguna parte.

El 11 de agosto, esto es, al día siguiente de estar actuando como mandatario, y a poco más de las seis de la tarde, se presentó en su domicilio una muchedumbre armada con picas, palos y demás aditamentos que se estilan en estas circunstancias, conminándole a que renuncia. Sus criados a duras penas pudieron cerrar el portón y fueron a comunicarle el pedido del populacho.

El señor Figuerola, sesentón achacoso, tenía por costumbre no salir pasadas las seis de la tarde por temor a coger un resfrío de la húmeda atmosfera limeña, por lo que se guarecía en su cama.

Informado por su criado de lo que ocurría en las puertas de su casa, llamó a su nuera y le dijo:

-          “Catalina, saca la banda presidencial que está en el primer cajón de la cómoda, abre la puerta del balcón y dile de mi parte al Pueblo Soberano que ahí va la banda para que disponga de ella a su regalado gusto. Añádeles que digo yo, que me dejen tranquilo y que se vayan a la mismísima mierda”.

Fuente: “Tradiciones Peruanas”, de Ricardo Palma.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alférez peruano capturó Arica: “VENGO A IZAR LA BANDERA” (1971). PERCY ZAPATA MENDO.

LA CAPTURA DE ATAHUALPA POR PIZARRO Y EL MILLONARIO RESCATE. PERCY ZAPATA MENDO.