TRASTORNO BIPOLAR. PERCY ZAPATA MENDO.

TRASTORNO BIPOLAR

DEFINICIÓN

Al Trastorno Bipolar Antiguamente se le conocía como Psicosis Maníaco-Depresiva, y se refiere a un trastorno del estado de ánimo caracterizado por episodios con niveles anormalmente elevados de energía, cognición y del estado de ánimo.

Clínicamente se refleja en estados de manía o, en casos más leves, hipomanía junto con episodios alternantes de depresión, de tal manera que el afectado suele oscilar entre la alegría y la tristeza de una manera mucho más extrema que las personas que no padecen esta patología.

Por lo general tiene expresión por un desequilibrio electroquímico en los neurotransmisores cerebrales. Adicionalmente, debido a las características del trastorno bipolar, los individuos tienen más riesgo de mortalidad por accidentes y por causas naturales como las enfermedades cardiovasculares. A pesar de ser considerado un trastorno crónico y con una alta morbilidad y mortalidad, una atención integral que aborde todos los aspectos implicados: biológicos, psicológicos y sociales, puede conseguir la remisión total de las crisis, de ahí la gran importancia de que el diagnóstico del afectado sea correcto.

Los patrones de cambios del estado de ánimo pueden ser cíclicos, comenzando a menudo con una manía que termina en una depresión profunda. En ocasiones pueden predominar los episodios maníacos o los depresivos. Algunos de estos trastornos se denominan 'de ciclado rápido' porque el estado de ánimo puede cambiar varias veces en un período muy breve de tiempo. Otras veces se presenta el llamado "estado mixto", en el que los pensamientos depresivos pueden aparecer en un episodio de manía o viceversa.

Cuando el trastorno afectivo bipolar se presenta en niños menores de 5 años, generalmente aparece en su forma mixta.

CAUSAS

No existe una causa única que explique el trastorno bipolar, el acuerdo científico es que son muchos factores que actúan en conjunto y producen la enfermedad. Debido a que el trastorno bipolar tiende a prevalecer en las familias, los investigadores han tratado de buscar un gen específico que se transfiera por generaciones y el cual pueda incrementar las posibilidades de una persona de desarrollar la enfermedad. Con ello, la búsqueda mediante investigación de genes sugiere que el trastorno bipolar, como otras enfermedades mentales, no ocurre debido a un sólo gen.

Los factores psicológicos también desempeñan un importante papel en la psicopatología del trastorno.

Se ha relacionado anormalidades en la función cerebral a los sentimientos de ansiedad y una menor tolerancia al estrés. Cuando encaran un acontecimiento vital negativo de importancia, provocándoles éste un gran estrés, como un fracaso en un campo importante de sus actividades, podrían sufrir su primer episodio de depresión mayor. Por el contrario, cuando un individuo obtiene un gran logro podría experimentar su primer episodio maníaco o hipomaníaco. Los individuos con trastorno bipolar tienden a experimentar desencadenantes de episodio que suelen estar relacionados con acontecimientos interpersonales o relacionados con logros personales. Ejemplos de sucesos vitales interpersonales serían el enamoramiento o por el contrario la muerte de un amigo íntimo. Entre los sucesos vitales relacionados con logros están la aceptación dentro de una élite o por el contrario, un despido (Miklowitz & Goldstein, 1997). Un nacimiento también puede desencadenar una psicosis postparto en las mujeres bipolares.

El trastorno es prevalente según el historial familiar, es decir, que suele haber antecedentes familiares bien de trastorno bipolar o de otro tipo de trastorno del humor como la depresión. Más de dos tercios de las personas que padecen trastorno bipolar han tenido al menos un pariente cercano con el trastorno o con depresión mayor unipolar.

La tasa de concordancia genética en gemelos del trastorno es del 70%. Esto significa que si una persona tiene el trastorno, un gemelo idéntico tiene un 70% de probabilidad de padecer también el trastorno. Los mellizos tienen un 23% de tasa de concordancia. Estas tasas no se reproducen de manera universal en la literatura. Estudios recientes han observado una tasa de aproximadamente un 40% entre gemelos y menos de un 10% entre mellizos. (Kieseppa, 2004 and Cardno, 1999).

En 2003 un grupo de investigadores de EEUU y Canadá publicaron un artículo que utilizaba técnicas de ligamiento genético para identificar una mutación en el gen GRK3 como posible causa de más del 10% de los casos de trastorno bipolar. Este gen corresponde a una enzima asociada a la quinasa, cuyo nombre es quinasa del receptor de la proteína G 3, que parece estar implicada en el metabolismo de la dopamina y puede proporcionar un posible objetivo para el diseño de nuevos fármacos para el trastorno bipolar.

En 2007 un estudio de ligamiento genético ha identificado algunos genes que probablemente están implicados en la etiología del trastorno bipolar, lo cual sugiere que este trastorno puede ser una enfermedad poligénica. Los investigadores encontraron una correlación entre la DGKH (la diacilglicerol kinasa η) y el trastorno bipolar. Esta enzima es clave en la ruta del fosfatidil inositol sensible al litio.

SÍNTOMAS

En ocasiones, una persona que tiene trastorno bipolar podría sentirse muy feliz, lleno de energía y capaz de hacer cualquier cosa. Es posible que la persona no desee descansar cuando se sienta de esta manera. Esta sensación se llama manía. En otras ocasiones, una persona que tiene trastorno bipolar podría sentirse muy triste y deprimido. Es posible que la persona no desee hacer nada cuando se sienta de esta manera. Esto se llama depresión. Las personas que tienen trastorno bipolar pueden pasar rápidamente de episodios maníacos a la depresión y de nuevo a episodios maníacos.

Otros signos de manía incluyen los siguientes:

  • ·        Sentirse muy irritable o enojado.
  • ·       Pensar y hablar tan rápido que otras personas no pueden seguir sus pensamientos.
  • ·        No dormir nada.
  • ·        Sentirse muy poderoso e importante.
  • ·        Tener problemas para concentrarse.
  • ·        Gastar demasiado dinero.
  • ·        Abusar del alcohol y de las drogas.
  • ·   Tener relaciones sexuales sin tener el cuidado de prevenir el embarazo o las enfermedades.


Otros signos de depresión incluyen los siguientes:

  • ·        No tener interés ni obtener placer por las cosas que usted solía disfrutar, incluidas las relaciones sexuales.
  • ·        Sentirse triste o atontado.
  • ·        Llorar con facilidad o por ningún motivo.
  • ·        Sentirse más lento, o inquieto e irritable.
  • ·        Sentirse sin valor o culpable.
  • ·        Cambios en el apetito. Cambios involuntarios en el peso.
  • ·        Problemas para recordar cosas, concentrarse o tomar decisiones.
  • ·        Dolores de cabeza, de espalda o problemas digestivos.
  • ·        Problemas para dormir o querer dormir todo el tiempo.
  • ·        Sentirse cansado todo el tiempo.
  • ·        Pensamientos sobre la muerte y el suicidio.


DIAGNÓSTICO

La característica principal es que es «cíclica» (bipolar), es decir etapas normales seguidas de períodos, episodios o etapas maníacas o depresivas, por separado o alternándose.

Las personas que padecen de este trastorno viven cuando están con crisis en los dos extremos opuestos de la vida; cuando están «deprimidas», pierden el interés en la vida, llegando a pensar en la muerte y en el suicidio para dejar de sufrir.

De igual modo, cuando están contentos, se llenan de «euforia» y ven todo de color rosa, se sienten capaces de hacer cualquier cosa, y llegan al extremo de no dormir por considerar que es una actividad innecesaria dentro de su nueva faceta de "inacabable movilidad". En algunos casos la euforia es tal que pueden llegar a cometer acciones que en un estado de conciencia normal no harían, como consumir drogas o gastar dinero hasta la ruina económica propia y familiar.

Aparece alrededor de los 20 años, pero también puede aparecer antes o después. A veces empieza a manifestarse después de un parto.

Los períodos en los cuales el afectado suele estar deprimido o eufórico suelen ser variables y están relacionados a cambios meteorológicos y de estación, o a circunstancias de la vida (acontecimientos vitales). Entre cada fase, el afectado está en un estado normal.

Se dice que de cada 1000 personas, 10 ó 15 padecen el trastorno bipolar, y si uno de los padres la padece, la posibilidad de que los hijos la padezcan aumenta hasta en un 15%, pero la heredabilidad general de este trastorno es de un 80%.

TRATAMIENTO

El trastorno bipolar se trata con medicamentos para detener los cambios en el estado de ánimo. Los estabilizadores del estado de ánimo se utilizan para equilibrar los picos de manía y depresión del estado de ánimo. Los medicamentos antidepresivos pueden ayudar a reducir los síntomas de la depresión. Es posible que su médico agregue otros medicamentos a medida que los necesite. Estos medicamentos no empiezan a funcionar de inmediato, pero empezará a notar una diferencia en el estado de ánimo después de algunas semanas. Asegúrese de tomar sus medicamentos exactamente como se lo indique su médico.

La asesoría puede ayudarlo con el estrés, las inquietudes familiares y los problemas de pareja. Es importante obtener asesoría si usted tiene trastorno bipolar.

Algunas personas que tienen trastorno bipolar no desean recibir tratamiento. A menudo, no se dan cuenta de cuánto afecta sus vidas y las vidas de las personas a su alrededor. Además, se sienten muy productivas y poderosas durante la fase maníaca y no están dispuestas a renunciar a esto.

Glosario

Cognición: Es la facultad de un ser vivo para procesar información a partir de la percepción, el conocimiento adquirido y características subjetivas que permiten valorar la información. Consiste en procesos tales como el aprendizaje, razonamiento, atención, memoria, resolución de problemas, toma de decisiones y procesamiento del lenguaje.
Manía: Es la elevación anómala del estado anímico.
Hipomanía: Es el estado de ánimo persistentemente expansivo, hiperactivo y/o irritable, como también por pensamientos y comportamientos consecuentes a ese ánimo que se distingue de un estado de ánimo normal.

Depresión: Se caracteriza por sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de provocar una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana o anhedonia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El día que Velasco quiso invadir Chile. Percy Zapata Mendo.

Alférez peruano capturó Arica: “VENGO A IZAR LA BANDERA” (1971). PERCY ZAPATA MENDO.