¿LA IMAGEN DEL HOMBRE DE LA SÍNDONE O MANTO DE TURÍN, LE PERTENECE A JESÚS?.


¿LA IMAGEN DEL HOMBRE DE LA SÍNDONE O MANTO DE TURÍN, LE PERTENECE A JESÚS?

El Santo Manto o Sábana Santa, que una sólida y sustentada tradición señala como el manto que envolvió el cuerpo del Señor Jesús, es una fina pieza de lino de 113 centímetros de ancho y 436 centímetros de largo (exactamente 8 por 2 cubits, la antigua medida usada en Israel).

El manto lleva la imagen detallada del frente y la espalda de un hombre que fue crucificado de manera idéntica a Jesús de Nazaret según describen las Escrituras.

El manto está en Turín, Italia, desde 1578 y es puesto a exposición pública aproximadamente una vez por cada generación. La última exhibición previa a la extraordinaria que se viene realizando como preparación al Jubileo tuvo lugar en 1978, y en cinco semanas, aproximadamente 3 y 1/2 millones de peregrinos la visitaron.

Con el fin de determinar el modo cómo la imagen se imprimió en la sábana, más de 1000 investigaciones científicas de las más diversas especialidades han sido realizadas y se le han tomado 32,000 fotografías.

Estas investigaciones han hecho de la Sábana Santa la reliquia más estudiada de la historia.

Diversos estudiosos, con actitud crítica y con la intención de penetrar en el misterio, se han preguntado si la imagen impresa en la Síndone pudiera ser de Jesús de Nazaret. Obviamente también esta investigación, a fin de que pueda tener valor científico, debe basarse exclusivamente en consideraciones objetivas. Con respecto a eso ofrecemos que se refiere al cálculo de probabilidades efectuado por el Prof. Bruno Barberis de la Universidad de Turín, que evoca y completa los estudios de Yves Delage, Paul de Gail y Tino Zeuli. El método de investigación, además del absoluto rigor científico, se basa en consideraciones extremadamente simples. Ésta es la tesis:

Si se lanza una moneda al aire, se tiene una probabilidad sobre dos (1/2) de que se obtenga el lado de la moneda pre-elegido; si se lanza al aire un dado, la probabilidad de que se obtenga la cara del dado con el número preestablecido, será de una sobre seis (1/6). Lanzando al aire simultáneamente moneda y dado, pues que los dos hechos son independientes entre sí, la probabilidad de que se obtenga contemporáneamente el lado de la moneda y la cara del dado preestablecidas, será de una sobre doce (1/2 x 1/6 = 1/12).

Ahora tomemos en consideración las siete características más significativas comunes a Jesús de Nazaret (según el relato evangélico) y al hombre de la Síndone, y veamos cuántas son las probabilidades de que tales características se encuentren reunidas contemporáneamente sobre un mismo hombre que haya sufrido el suplicio de la crucifixión.

1. Tanto Jesús como el hombre de la Síndone han sido envueltos en un lienzo fúnebre tras la muerte por crucifixión. Es sabido que no muchos crucificados pueden haber tenido una sepultura en regla (era el suplicio más ignominioso reservado a los esclavos, bandidos, asesinos y continuaba después de la muerte en el desprecio al cadáver): una probabilidad sobre cien (1/100).

2. Tanto a Jesús como al hombre de la Síndone se le ha puesto en la cabeza un casco de espinas. Ningún documento histórico recuerda una costumbre como ésta. Limitamos esta lejanísima probabilidad a una sobre cinco mil (1/5000).

3. El patibulum ha gravado pesadamente las espaldas del hombre de la Síndone, como las de Jesús. Sólo a veces el condenado debía llevar el palo horizontal de la cruz hasta el lugar de ejecución: una probabilidad sobre dos (1/2).

4. La misma probabilidad (1/2) para cómo quedan fijadas las manos y los pies al madero de la cruz. Se podían fijar con clavos o mediante una más simple y rápida atadura con sogas.

5. El lienzo sindónico revela una herida en el costado derecho del hombre que ha envuelto. El evangelio de Juan (19, 33-34) narra que a Jesús "... no le quebraron las piernas, pero soldado le abrió el costado con su lanza, y al punto salió sangre y agua". Quizás una probabilidad sobre diez (1/10).

6. El hombre de la Síndone ha sido envuelto en un lienzo apenas bajado de la cruz, sin que se le realizara ninguna operación de lavado y unción del cadáver; lo mismo sucedió con Jesús, puesto que estaba por llegar la Pascua judía durante la cual no se podía realizar ningún trabajo manual: una probabilidad sobre veinte (1/20).

7. La Síndone lleva la impronta del cadáver de un hombre, pero no restos de descomposición. Por tanto, ha envuelto un cuerpo humano durante un período breve, y sin embargo suficiente para que se imprimiese una huella. Y el cadáver de Jesús descansó en el sepulcro durante poco más de 30 horas, desde la tarde del viernes hasta el amanecer del domingo. Es una coincidencia extraordinaria que autoriza a considerarla como una probabilidad sobre quinientas (1/500).

De este análisis, Barberis ha obtenido después la probabilidad conjunta que se obtiene del producto de las probabilidades individuales consideradas; hela aquí:

En línea con los estudiosos que le precedieron, ha podido deducir:

QUE SOBRE 200.000 MILLONES DE CRUCIFICADOS, UNO SOLO PUEDE HABER TENIDO LAS MISMAS CARACTERÍSTICAS IDÉNTICAS COMUNES A JESÚS Y AL HOMBRE DE LA SÍNDONE.

Un estudio más exhaustivo y riguroso es el realizado por Giulio Fanti y Emanuela Marinelli. Éstas son las conclusiones de su trabajo:

Se ha aplicado un modelo probabilístico, desarrollado por los mismos autores en otro estudio [G. FANTI Y E. MARINELLI, A probabilistic model to quantify the results of the research on the Turin Shroud (en inglés y en italiano)], a 100 afirmaciones concluidas tras las investigaciones llevadas a cabo hasta ahora sobre la Síndone de Turín.

Ellos establecieron tres posibles alternativas diferentes según el origen de la Síndone: la alternativa A (auténtica) afirma que la Síndone cubrió el cuerpo de Jesús; la alternativa F (falsa) afirma que la Síndone es de origen medieval; mientras la alternativa N (no auténtica, pero tampoco una falsificación medieval) considera todos los otros posibles orígenes, sin excluir el sobrenatural.

Para cada afirmación ellos asignaron 7 coeficientes de los que los tres primeros se referían a la probabilidad de que la alternativa A, F o N sucediera, las últimas tres se referían a las correspondientes incertidumbres en el asignamiento de las probabilidades y una última un valor asignado en relación a la importancia de la afirmación.

Los 700 coeficientes asignados por los autores a las 100 afirmaciones se insertaron en el modelo probabilístico para definir el grado de fiabilidad de las tres diferentes alternativas.

Resultó que la probabilidad de que la Síndone sea auténtica es de 100% y le corresponde una incertidumbre equivalente a 10-83; la alternativa F tiene una probabilidad del 0% y la correspondiente incertidumbre equivale a 10-183; la alternativa N tiene una probabilidad del 0% y la correspondiente incertidumbre equivale a . Esto es como decir que ES MÁS PROBABLE SACAR 52 VECES EL MISMO NÚMERO EN LA RULETA QUE AFIRMAR QUE LA SÍNDONE DE TURÍN NO ES AUTÉNTICA.

REFERENCIAS

G. MORETO, Síndone. La guía, Elle Di Ci, Torino 1998, 58.

M. SOLÉ, La Sábana Santa de Turín. Su autenticidad y trascendencia, Mensajero, Bilbao 1985, 316-321.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El día que Velasco quiso invadir Chile. Percy Zapata Mendo.

Alférez peruano capturó Arica: “VENGO A IZAR LA BANDERA” (1971). PERCY ZAPATA MENDO.